Translate

viernes, 25 de septiembre de 2015

Factores que Inciden en la Pérdida de Biodiversidad Cordobésa

FACTORES QUE INCIDEN EN LA PÉRDIDA DE DIVERSIDAD BIOLÓGICA DEL DEPARTAMENTO DE CÓRDOBA

"El ser humano con sus actividades insostenibles ha modificado los ecosistemas como ninguna otra especie en el planeta ha podido hacerlo".


Es considerado normal observar la transformación de nuestros ecosistemas cordobeses, que décadas atrás eran casi de selva, basal húmeda, pero ahora no son más que extensas áreas de sabana y pastizales. ¿Por qué? Pues entre tantas cosas, el dominio de la ganadería extensiva como una de las principales actividades económicas del departamento ha traído, como consecuencia, que los bosques tropicales que predominaban, se convirtieran en bosque seco y solo en pocas áreas se conserve lo que queda de la diversidad biológica cordobesa como en el Nudo del Paramillo por ser área protegida. Y al comparar los registros actuales de cobertura vegetal y cobertura original del país es notable la disminución de la misma. 
Las actividades agropecuarias insostenibles afectan la biodiversidad rural de la región y de otros lugares al transformar los ecosistemas. El creciente desarrollo insostenible de éstas actividades como fuente económica primaria ha producido, y seguirá produciendo alteraciones y daños la rica diversidad biológica que un día habitó en zonas rurales del país. Así lo atestiguan los suelos que de manera irreversible, han sido explotados y desertificados, aquellos que antes eran cultivables y  refugio de especies nativas  pero ahora son áreas dedicadas a ganadería extensiva, semi-intensiva o monocultivo.


Entre los factores que han incidido para la disminución y pérdida actual de biodiversidad rural en el departamento de Córdoba se encuentran implicados los Monocultivos, que no son más que plantaciones de una sola especie a costa de la sobreexplotación de los suelos.
En Córdoba y en muchos otros departamentos del país y por no decir del mundo, se utilizan extensas áreas de Plantaciones de Palma africana (Elaeis guineensis), Eucalipto (Eucalyptus) que son permanentes y como todo monocultivo solo llevan a estandarizar, reducir, desplazar e incluso destruir la Biodiversidad que se alberga en los ecosistemas rurales. Entre otras cosas por la aplicación incontrolada de insecticidas y fungicidas. Como diría una de las populares campañas ambientalistas, “las plantaciones de monocultivos no son bosque”.
Plantaciones de Palma Africana (Elaeis guineensis), en Colombia: incentivo económico perverso para la plantación de palma aceitera. La palma africana fue introducida a Colombia en 1932.

El Suelo de las tierras del Departamento de Córdoba poseen vocación agrícola y ganadera, pero eso no significa que por esa razón Las Tierras de uso agrícola se deban seguir subutilizando y la ganadería deba seguir usando mas hectáreas. Lo que esconden las cifras es un enorme proceso de destrucción de bosques para usar las tierras en ganadería extensiva” como lo indica (Machado, p.1)
Y parafraseando al Ambientalista y catedrático de la Universidad de los Andes, Manuel Rodríguez Becerra: “Hay dilemas en Colombia si protegemos el agua o hacemos minería", en este caso diría que Hay dilemas entre si conservamos la Biodiversidad o seguimos este ritmo de sobreexplotacion con actividades agropecuarias insostenibles". Parece ser que la lógica es, lo económico por encima de lo sostenible.
Al realizar actividades agropecuarias insostenibles también se han afectado los humedales y ciénagas del departamento, al desplazar las especies que allí habitan e introducir especies foráneas del sector acuícola para producción. Todo ello se suma al descontrol ambiental que existe en nuestro país y que está acabando con su tan mencionada magia salvaje.
La introducción de especies foráneas en el cambio de biodiversidad del departamento de Córdoba ha producido un impacto en los ecosistemas, porque toda especie nativa cumple una función vital y específica en el nicho ecológico que habita y al ser desplazada o desaparecer de su hábitat por especies invasoras se corre el riesgo de perder el equilibrio o control ecológico en dicho lugar.
Como es caso que impactó seriamente a las especies acuáticas del Rio Sinú con la llegada del Pez León (Pterois antennata) en el año 2014, éste pez se alimenta de 200 diferentes clases de especies, entre peces y crustáceos. Cuando llega a una zona, pueden desaparecer el 80% de las poblaciones de peces pequeños. Se cree que ingresó al departamento a través de Boca de Tinajones.

Ejemplar de pez león atrapado por pescadores en Boca de la Ceiba, Garzones. El animal, que nada muy lentamente y por tal motivo parece manso, debe manipularse con cuidado pues los radios de sus aletas son venenosas.
Éste tipo de prácticas insostenibles ha generado serios impactos como la depredación, competencia por el espacio vital o por el alimento, alteración drástica del entorno o hábitat, hibridación o transmisión de enfermedades para las que las especies nativas no están preparadas para combatir. 

El decreto ‘invasor’ del MinAmbiente
 El decreto 'Invasor' de Minambiente (Decreto 1780 de 2015
Es inaceptable que Minambiente sea uno de los autores de un reciente decreto que puede atentar contra la biodiversidad al declarar a truchas, tilapias, carpas, truchas arcoiris, basa y otras especies que entran dentro de la categoría de especies invasoras, foráneas o extranjeras puedan pasar como domésticas, convertidas a locales con el fin de mejorar la acuicultura del país. Quienes estuvieron a favor de este decreto fueron los mismos que declararon a estas dos especies como Especies Invasoras en 2008, esto no solo va en contravía de los más importantes convenios internacionales sobre diversidad biológica, sino que por favorecer los intereses económicos del sector acuícola se está poniendo en riesgo la diversidad biológica al no controlar dichas especies foráneas en los hábitats. Es triste que ésto pase en el segundo país mas Biodiverso del planeta tierra le estamos dando mas valor a las especies introducidas cuando tenemos alto potencial de productividad en las especies nativas. Es preocupante que especies como La Tilapia(Oreochromis) y la Trucha Arcoiris (Oncorhynchus mykiss) con su comportamiento invasivo y su incidencia en la disminución de poblaciones nativas les quitamos el estatus de invasora con este decreto, no debe ser admisible en el país de la Magia Salvaje.
Especies Foráneas - Colombiva

Bibliografía:
  • Invasión de especies foráneas. Colombia. Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible. 
  • Plan Nacional para la Prevención, el Control y Manejo de las Especies Introducidas, Trasplantadas e Invasoras: Diagnóstico y listado preliminarde especies introducidas, Trasplantadas e invasoras en Colombia/ Instituto de Investigación de Recursos Biológicos Alexander von Humboldt
  • -IAvH; The Nature Conservancy –Colombia – TNC; Franco A; Baptiste,
  • María P.; Dìaz J; Montoya M. Bogotá, D.C.: Colombia. Ministerio deAmbiente y Desarrollo Sostenible, 2011. 131 pág.
  • Periódico el Espectador, consultado: Septiembre 25/2015 http://www.elespectador.com/noticias/medio-ambiente/decreto-precio-de-trucha-articulo-587306
  • http://especiesforaneasencordoba.blogspot.com.co/
  • Periódico El Colombiano, Columna: "Que viva el Derecho Ambiental"por Ricardo Lozano.Tomado de: http://www.elcolombiano.com/que-viva-el-derecho-ambiental-1-GK2783945
  • "El Decreto Invasor de Minambiente" - Semana Sostenible http://sostenibilidad.semana.com/medio-ambiente/articulo/el-decreto-1780-minambiente-decreto-invasor/33916
  • Entrevista Luisa Lema Perez:lo bueno y lo malo del decreto (Decreto 1780 de 2015).






No hay comentarios:

Publicar un comentario